Abusan con antibióticos

Las consecuencias del abuso de antibióticos es una de las mayores amenazas que enfrentamos actualmente.

La industria ganadera practica desde hace décadas el “uso no terapeútico” de antibióticos en animales para que la cría masiva de estos sea posible, pero dicha práctica ha provocado la multiplicación de cepas de bacterias resistentes o «superbacterias», una de la mayores amenazas para la salud de animales y humanos en la historia.

El problema reside en que las “superbacterias” mutan y logran hacerse inmunes a los antibióticos y pueden provocar brotes epidémicos sin precedentes. Por ejemplo, el virus de la influenza aviar A (H5N1) fue detectado por primera vez en 1996 en aves en China pero el primer caso en humanos no se registró sino hasta un año después en Hong Kong. Tan solo en Europa las superbacterias provocan la muerte de 25 mil personas al año.

Un llamado de alerta mundial

En 2016 el gobierno británico elaboró un informe en el que alerta a las autoridades europeas sobre esta problemática. En el mismo advierte que de no tomarse las medidas necesarias “morirán 10 millones de personas cada año”, sentenció William Hall, uno de sus autores.

Si no se actúa a tiempo, para el 2050 morirán más personas a causa de las “superbacterias” (8,2 millones de muertes) que por accidentes de tráfico (1,2 millones). Este es el precio de administrar masivamente antibióticos a animales para contener epidemias. Es tal el uso que tanto en la Unión Europea como en Estados Unidos el 75% de todos los antibióticos utilizados son administrados a animales criados para consumo.

Uso y abuso en la industria del pollo mexicana

La organización Igualdad Animal logró infiltrarse en la industria de pollo mexicana revelando la crueldad de las prácticas estándares hacia los pollos como lo son el acelerado ritmo de crecimiento que les provoca un gran sufrimiento y que es producto del uso de antibióticos.

Una gran parte de la carne de pollo que se vende en México está atiborrada de antibióticos. Tan solo en 2016, México compró junto a otros países 2.800 toneladas de colistina, un antimicrobiano altamente perjudicial y cuyo uso debe ser aplicado únicamente como último recurso. La investigación realizada por Igualdad Animal ha demostrado que la industria somete a estos animales a un gran sufrimiento y más allá de esto permite una reflexión sobre los alcances de estas prácticas en la salud humana. Para conocer esta impactante investigación visitar https://pollohechoenmexico.igualdadanimal.mx/