Lunes 12 de Marzo.- Como parte de su gira internacional “Rompiendo fronteras”, el cantante Alejandro Fernández se presentó con éxito este fin de semana en Mérida y Villahermosa.

El intérprete ofreció un concierto este viernes en el Coliseo Yucatán, en Mérida y un día después en el Parque Tabasco Dora María, en Villahermosa, se indicó en un comunicado de prensa.

Para ambas presentaciones utilizó un gran telón blanco que cubría todo el escenario y mostraba olas que se sacudían. Más tarde, una silueta de un charro apareció y así, al ritmo de “En lo correcto” y con el telón en el suelo, se inauguró la velada musical.

Dos pantallas verticales a los laterales y una enorme pantalla al centro del escenario en Tabasco fue lo que se pudo apreciar, acompañadas de luces robóticas de la alta tecnología.

El Potrillo” ofreció en ambos estados dos horas y media de espectáculo, en los cuales los asistentes grabaron con sus celulares cada detalle y corearon emblemáticos éxitos como “Estuve”, “Qué voy hacer con mi amor”, “Canta corazón”, “Quiero que vuelvas”, “No lo beses”, “Me haces tanto bien”, entre otros.

La parte acústica se hizo presente con los temas “Como yo te amé”, “Vamos a darnos tiempo”, “Me dediqué a perderte” y “Sé que te duele”, despidiéndose del escenario con gran ovación.

Pero, tras el clásico “¡otra, otra!”, las pantallas mostraron la transición mexicana, salió el Mariachi Real de México y con ello, el cantante dejó su elegante traje azul con camisa blanca, zapatos y cinturón café, con pañuelo rojo, para salir vestido con su tradicional traje de charro en negro y entonar “La gloria eres tú”, “Que digan misa”, “Agridulce”, “Cascos ligeros”, “Contigo aprendí”, “Es la mujer”, “Nube viajera”, “Tantita pena” y “Estrella”.

En ambos estados hizo referencia al Día Internacional de la Mujer: “Quiero rendir homenaje y mi admiración a estos maravillosos seres, no me canso de admirar y de expresar a la mujer y de ver lo tanto, lo tanto que nos hacen falta y sin ustedes, la vida y nosotros no sería la misma”, expresó, para dar paso al tema “Mátalas”.

Ambas veladas parecían interminables, se desvivía con elogios para los dos estados. Pero faltaba más, el momento que nadie esperaba llegó: un merecido homenaje al gran Juan Gabriel, proyectando imágenes del fallecido intérprete con algunos de sus temas en popurrís.

Ambas presentaciones concluyeron con otro homenaje, esta vez a su padre, Vicente Fernández conocido como “El Charro de Huentitán”, llevándose la ovación de los asistentes.

Fuente: Notimex