Arranca acopio de pinos

Se habilitaron cinco centros de acopio en Tlajomulco para recibir los árboles que se convertirán en composta

Martes 14 de enero.- Para evitar que los árboles de Navidad naturales sean abandonados en calles, camellones o baldíos, el Gobierno de Tlajomulco arrancó la Campaña de Acopio. Este programa estará activo durante todo el mes de enero e incluso durante las primeras dos semanas del mes de febrero, a cargo de la Dirección General de Protección y Sustentabilidad Ambiental.

Jesús Ernesto Naranjo Castellanos, director general de Protección y Sustentabilidad Ambiental explicó que los servicios de recolección de basura no se llevan los árboles porque los troncos provocan daños en el mecanismo para comprimir los desechos. Muchos ciudadanos no toman conciencia y abandonan el árbol en vía pública sin pensar en las consecuencias.

“Puede haber distintas implicaciones, empezando porque si tú lo abandonas en la calle, primeramente puede provocar un accidente automovilístico. Otro factor es que al comenzar a secarse se convierten en combustible y cuando entramos a la época de estiaje se pueden quemar. Otro aspecto es que si lo abandonas en un baldío puede ser un foco para que fauna nociva se esconda”.

Los ciudadanos pueden acudir a cinco centros de acopio instalados en Tlajomulco para dejar su árbol de Navidad natural. Estos se ubican en: El Centro de Composta de Tlajomulco, Walmart y Mega Soriana de la Avenida López Mateos, Soriana Santa Fe y la Recaudadora ubicada en el Corredor Chapala.

Además, una de las opciones del programa es que los vecinos pueden organizarse para reunir el mayor número de árboles para que la Dirección General de Protección y Sustentabilidad Ambiental acuda a recolectar el material natural. Para solicitar este servicio debe marcar al número 32 83 44 00 extensión 4300.

Para los dueños, los árboles naturales de Navidad se convierten en basura, pero el Gobierno de Tlajomulco contempla darle un uso extra. Los árboles son enviados al Centro de Compostaje para convertirlos en composta natural y entregarlos a los agricultores, principalmente de la zona de la Ribera de la Laguna de Cajititlán.

“A lo mejor para ellos ya no es útil el arbolito y se convierte en basura o en un estorbo y por eso se deshacen de él. Nosotros le damos un uso de composta. La composta que generamos forma parte de un programa de reconversión agrícola que va encaminado a sustituir el uso de químicos por un fertilizante natural”.

En la zona de la Ribera de Cajititlán se trabaja en la producción de maíz y forraje. El uso de composta natural ayuda a evitar que químicos lleguen a las aguas de la Laguna de Cajititlan.