Martes 13 de febrero.- De nueva cuenta, elementos de la Policía Municipal de Guadalajara se enfrentaron con locatarios de la calle 5 de Febrero. Con este son tres casos similares que se han registrado en menos de un mes.

Los locatarios aseguran que los policías llegan y detienen a quienes les parecen sospechosos, así se trata de dueños, encargados o empleados de los negocios. Aseguran que el grupo llamado UREPAZ actúa por consigna y pareciera que deben detener a personas para cumplir con una cuota. La Policía Municipal de Guadalajara guarda silencio y no informa si los detenidos son puestos a disposición de un ministerio público o son dejados en libertad por un juez municipal.

En esta ocasión videos grabados por los presentes en la zona, demuestran enfrentamientos verbales, a golpes, sometimientos violentos y amenazan de ambas partes, que pueden detonar en un conflicto mayor.