Punto Rosa
Sandra Ballesteros
Columna Lunes: Transporte caótico

Tirados a su suerte viven miles de estudiantes del complejo universitario de Belenes de la UdeG, donde se encuentran: la preparatoria 10, el área de Ciencias Económico Administrativas, el teatro Telmex, la Biblioteca Iberoamericana y parte de Ciencias Sociales, así como el conjunto de artes escénicas, debido al pésimo servicio que ofrecen las distintas empresas del transporte público.

El trato despótico y agresivo que ejercen choferes contra los estudiantes de distintas carreras, se vive a diario en esa zona.

Conductores de rutas como la 636, 380, 368 y 641, principalmente, son el verdadero azote para los jóvenes porque reciben de mal modo los bienevales o transvales, no dan la parada y tardan mucho tiempo en pasar.
Incluso, si van “repletos”, siguen subiendo pasaje, con el riesgo de que se registre una tragedia. Prevalece la posibilidad de que un camión se impacte debido a las “carreritas” o de que un estudiante caiga ante lo “lleno” que van y los “frenones” que dan.

Esta situación denota que de poco sirvió el paro de camiones registrado hace unos días en la zona metropolitana donde los señores quieren una tarifa mínima de 9 pesos y de nada sirvieron las promesas que surgieron después, respecto a que ofrecerían un mejor servicio de transporte público para la ciudadanía.

Esta es la realidad, un pésimo servicio del transporte en la ciudad, donde más de algún diputado proponía que este servicio sea gratuito, posibilidad que en Guadalajara, se ve muy lejana.