Enjuician a "Lord Café"

No será encarcelado, pero debe estar disponible ante cualquier llamado judicial

Lunes 2 de diciembre.- Una Juez de Control sometió a juicio a el individuo que fue captado en video por una mujer a la que insultó mientras dañaba su vehículo a patadas, y además le arrojó un café.

La juzgadora Claudia Rodríguez consideró que había suficientes elementos, aportados por el Ministerio Público para vincular a proceso, tanto por los cargos de los delitos de daño a las cosas, y contra la dignidad de las personas; además emitió medidas cautelares de protección a la víctima y a los testigos.

La juez consideró la situación de vulnerabilidad y desventaja de la víctima, señalamientos y testimonios, al tiempo que desestimó un estudio psicológico presentado por los abogados del agresor, ya que no fue realizado por un perito.

En el expediente judicial se destaca una asimetría del poder entre la víctima y el probable responsable, dado a su estatus económico, además de que humilló con su actitud denigrante a la mujer al arrojarle café encima y la violencia que ejerció contra ella, ya que también la intentó someter.

Es así que Daniel “N”, directivo de la cadena de restaurantes de antojitos mexicanos, “La Gorda”, estará bajo tratamiento de las nuevas  masculinidades impartido por el Centro Especializado para la Erradicación de las Conductas Violentas (CECOVIM) y con la prohibición de aproximarse o comunicarse con la víctima y los testigos del proceso, además de que no podrá salir del estado ni del país.

La juzgadora fijó también, el término de 10 días, para que se pueda llevar a cabo mediante métodos alternos, el acuerdo reparatorio con la víctima indirecta, es decir, con el dueño del carro que conducía la afectada; además estableció dos meses para el cierre de la investigación.

Así mismo el imputado deberá comparecer a firmar cada 15 días a los juzgados hasta por seis meses.

El pasado martes se difundió en redes sociales, el video en el que se aprecia la agresión, y el sujeto fue apodado como “Lord Café”.

El desaguisado se debió a un percance vial, ocasionado porque un vehículo de transporte público cerró el paso al carro de la afectada, quien rozó el coche lujoso del agresor, quien ignoró las disculpas de la conductora que ya había llamado a su aseguradora para que se encargara de los daños.