En voz Alta
Alberto Osorio
Incendio, primera llamada