"Homosexualidad no es delito"

Para el Papa Francisco, la homosexualidad “no es un delito” y condena las legislaciones injustas que penalizan este tipo de relaciones.

El Papa Francisco defendió la comunidad LGTBIQ+ y reconoció que existen obispos católicos alrededor del mundo que apoyan leyes que discriminan y criminalizan a la comunidad. Fue por medio de una entrevista donde el Papa aseguró que la Iglesia Católica debe trabajar para acabar con esas leyes.

"Todos somos hijos de Dios, y Dios nos ama como somos y por la fuerza que cada uno tiene para luchar por su dignidad", mencionó el pontífice.

Insistió que la ternura de Dios es para todos y por eso mismo los obispos necesitan someterse a un proceso de cambio para reconocer la dignidad de todos.