Liberan a Greta Thunberg

Traición a las generaciones presentes y futuras: Thunberg

La activista ecologista sueca Greta Thunberg señaló un día después de ser desalojada de un campamento de protesta del oeste de Alemania que “la protección del clima no es un delito”.

Thunberg fue detenida mientras participaba en una protesta contra la demolición del pueblo de Lützerath, al que desde hace varios días han acudido cientos de personas para impedir la ampliación de una mina de carbón a cielo abierto.

El sábado, la activista calificó la ampliación de la mina como una “traición a las generaciones presentes y futuras“, y también indicó que “Alemania es uno de los mayores contaminadores del mundo y tiene que rendir cuentas”.