Rayados podría proceder

La declaración de Pizarro antes de partir a Miami podría tener consecuencias legales para su nuevo equipo

Viernes 14 de febrero.- Antes de salir de México para concretar su fichaje con el Inter de Miami, Rodolfo Pizarro declaró que la decisión de rescindir su contrato con el Monterrey fue motivada en parte por contactos que sostuvo con David Beckham, copropietario y presidente de operaciones del club de la MLS.

Hay un problema con eso. El reglamento de transferencias de la FIFA prohíbe tal contacto. Y el Monterrey analiza si deberá proceder legalmente, dijo su presidente deportivo, Duilio Davino.

Miami pagó por Pizarro una cláusula de rescisión de contrato que habría rondado los 12 millones de dólares. La declaración de Pizarro antes de partir a Miami podría tener consecuencias legales para su nuevo equipo.

“(Beckham) habló conmigo en videollamadas”, dijo Pizarro a reporteros en el aeropuerto de Monterrey. “Me dijo que quería contar conmigo. Desde que me llamó influyó mucho para que tomara mi decisión”.

En el apartado quinto del Artículo 17 del reglamento sobre estatuto y transferencia de jugadores de la FIFA, se consigna que se sancionará a cualquier persona sujeta a los reglamentos del organismo rector del futbol mundial que “actúe de cualquier forma que induzca a la rescisión de un contrato entre un jugador profesional y un club con la finalidad de facilitar la transferencia del jugador”.

Como dirigente y codueño del Inter de Miami, Beckham está sujeto a las ordenanzas del reglamento FIFA.